0351 428-4908 // 351 3 624886
fernando-muebles@hotmail.com
0
Como cuidar y mantener tus muebles de madera

La madera es un material muy elegante para los muebles y superficies del hogar. Queda bien con todo tipo de colores y materiales, y es una de las opciones más utilizadas a la hora de decorar las habitaciones. Pero su mantenimiento requiere unos cuidados muy especiales. Desde aquí te contamos cómo mantener muebles de madera con varios trucos y consejos.

Protege la madera del calor

El calor es muy perjudicial para los muebles de madera. Siempre que vayas a depositar objetos que desprendan calor sobre una mesa u otro mueble, utiliza un tapete, mantel o posavasos para que estos no toquen la madera de forma directa. Eso se aplica a ordenadores portátiles, platos calientes, tazas de café o té…

Demasiado calor sobre una superficie de madera puede decolorar o ablandar su acabado. El resultado serán unas manchas blancas o decoloraciones nada estéticas en nuestros muebles.

Mantén un ambiente adecuado

Los muebles también son muy sensibles al ambiente en el que se encuentren. Si el ambiente es muy seco, algunos acabados pueden agrietarse. Por el contrario, demasiado humedad también afectará a su estructura. El mejor ambiente es el de 22 grados centígrados con un 40% de humedad.

Aunque el ambiente sea el adecuado, procura no situar muebles de madera cerca de aparatos de aire acondicionado o de radiadores. Estos podrían perjudicarlos.

Evita la exposición prolongada al sol

Los muebles de madera también pueden estropearse si se exponen al sol de forma prolongada. Esta luz es muy agresiva para su acabado y barnizado. Intenta distribuir tu mobiliario de forma que no reciban la luz directa del sol.

Para evitar esta exposición directa del sol también se pueden utilizar accesorios como cortinas, persianas, estores…

No realices movimientos bruscos

Cuando vayas a mover un mueble, ten cuidado con los movimientos bruscos. Intenta levantarlo en vez de empujarlo por un lado, ya que puedes estropear sus juntas. Si es demasiado pesado, pide ayuda a un amigo, familiar o contrata a una empresa de desplazamiento y/o montaje de muebles.

Algunos muebles, como las mesas, son más fáciles de levantar al contar con más espacio por donde asirlas. Intenta levantarlas por la base o las patas para evitar que se desmonten.

Limpia tus muebles a menudo

No todo el mundo tiene el tiempo suficiente para realizar una limpieza a fondo a diario. Intenta establecer un día a la semana, por ejemplo el domingo, para limpiar tus muebles. Retira el polvo con un paño suave de algodón y utiliza productos específicos para muebles, que no sean agresivos con la madera.

Recuerda convertir esto en una rutina semanal, ya que el polvo se irá acumulando sobre tus muebles si no lo vas retirando semanalmente.

Aplica trucos caseros de limpieza

Además de la limpieza semanal, puedes aplicar diversos trucos para mejorar el acabado de tus muebles de madera y potenciar su brillo, apariencia y/o durabilidad. Estos son los trucos caseros con aceite más populares:

  • Aceite y vino tinto: Mezcla aceite y vino y moja un paño. A continuación, pásalo por el mobiliario que quieras limpiar o mejorar. Tras untar la mezcla es recomendable pasar un paño con glicerina, ya que esta creará una película protectora y aumentará el brillo de la madera.

  • Aceite y limón: En una taza, añade una mitad de aceite de oliva y otra de zumo de limón. Al limpiar los muebles con esta mezcla conseguirás que recuperen el brillo del primer día, además del efecto ambientador del limón.

  • Aceite y alcohol: Además de aumentar el brillo del mueble, esta mezcla permite cubrir las rayas que se encuentren en la superficie de este.

Compra productos específicos

Lo más recomendable es aplicar directamente un paño húmedo a los muebles de madera, utilizando simplemente agua. Aún así, de vez en cuanto es necesario potenciar su brillo o su acabado. Para llevar a cabo estas tareas no utilices cualquier producto de limpieza. Apuesta por productos específicos que no dañen la madera.

En cualquier supermercado puedes encontrar productos específicos para madera. También puedes buscar en ferreterías, carpinterías y tiendas.

Presta especial atención a las mesas

Las mesas y las encimeras son los muebles que más sufren el deterioros del día a día. Encima de ellas situamos platos calientes, vasos con líquidos, comida y todo tipo de objetos y utensilios que pueden estropearlas y crear marcas antiestéticas.

Existen dos trucos para eliminar las marcas de las mesas. El primero de ellos consiste en pasar una goma de borrar blanca, de las clásicas del colegio, por todas las marcas y manchas. El segundo truco esta protagonizado por el corcho. Pasando este material sobre la mesa podrás eliminar todas las manchas sin dañar la madera.

Déjate aconsejar por un carpintero

Ante la duda, consulta siempre a un experto. Los carpinteros, además de crear los muebles que desees a medida, te aconsejarán sobre sus mejores cuidados. Si un mueble de ha deteriorado en exceso, la opción más afectiva será acudir a un taller de carpintería para restaurarlo y/o remodelarlo.

A veces, intentar reparar un mueble o superficie por nuestra cuenta puede ocasionar mayores daños. En estos casos es mejor dejarlo en manos de un experto de la madera. 

Siguiendo nuestros consejos conseguirás mantener muebles de madera de forma eficaz, haciendo que tu mobiliario dure años y años con tan solo unos cuidados semanales.

 

Fuente: aquí